SOS (Socorro O sea Sálvame)

Si, este es un post para nosotras, y todas aquellas citas desastrosas que hemos tenido a lo largo de nuestra vida,

y lo mejor o peor de todo, es las que aún nos quedan por tener…

Para todas nosotras Briget Jones es una musa. Nos identificamos a la perfección con sus torpezas, sentimentales, laborales y del día a día.

¡¡¡Citas!!! Esa maravillosa parte de la soltería (A veces no tanto) en la que nos encontramos a todo tipo de personajes, con todas sus rarezas, intentando que encajen con las nuestras, con la finalidad de que el tema de conversación no se acabe, de contar a nuestras amigas cada detalle, en el momento que nos alejamos de esa persona y sobre todo lo que siempre solemos esperar de una cita, es que esa persona sea tan magnífica, que nos demos por ambas partes, la oportunidad, de tener más citas.

Ahora bien, la preparación para una cita en la inmensa mayoría de los casos cambia entre hombres y mujeres.

Nosotras solemos ser muy coquetas, y cuando sabemos que tenemos una cita, entramos en estado de alerta. ¡¡¡ SOS !!!

¿Qué me pongo? ¿De qué vamos a hablar? ¿Dónde le llevo o dónde me va a llevar? ¿Me compro ropa nueva?

En mi caso particular y las experiencias de mi entorno cercano, el momento de una cita era diversión para todas, mandándonos fotos del modelito que hemos elegido, de la lencería, explicamos nuestros nervios, que peinado tenemos pensado y un sinfín de anécdotas antes del gran momento ¨cita¨

No siempre podemos prepararnos para la cita como hubiésemos deseado, sobre todo si la cita es un día laboral, y te vienen a buscar al trabajo…

Tú esa mañana antes de salir de casa habías elegido tu modelito, tu peinado, tus temas de conversación.. Pero no podemos controlar todos los factores que nos presenta el día y de repente ¡¡¡ SOS !!! eres consciente de que el calor te ha jugado una mala pasada. El olor de tu camisa tiene una mezcla de sudor con el perfume elegido a conciencia para la ocasión.

Pones una excusa a tu jefe y vas a comprar corriendo algo de ropa. Llegas al aseo a cambiarte y a darte un remojón, y ves que el jabón de manos se ha acabado, y como no tienes absolutamente nada más y no puedes volver a poner otra excusa para marchar, decides usar Fairy (¡Oh no!) estás llena de espuma y tu única opción es quitarla con papel higiénico del baño (Un autentico caos)

Finalmente tu cita viene a buscarte y te dice que estás más guapa que nunca.. (Él no sabe el calvario que has pasado)

Estás con tu cita, te lleva a cenar a un sitio magnifico, tú ya estás relajada, comienza a hablarte y entráis en conexión, él comienza a hablarte de que pilota helicópteros, tú estás súper flipada (Pero súper, extra, mega flipada) imaginando la ciudad desde arriba cogida de su mano, mientras él te muestra lugares maravillosos (Él sigue hablando, hablando y hablando mientras tú sigues imaginando, imaginando e imaginado) y sí, después de varias horas de charla y de todos aquellos lugares que has decidido decirle que quieres sobrevolar, descubres que él te está hablando de helicópteros de juguete… ¿¿Hola?? ¡¡¡SOS!!!

Conoces al típico chico al que le gusta que le hagan de rogar, llevas toda la tarde whatsapeando con él (Ahora lo veo como un coñazo, en ese momento estaba en una nubecita con él) y después de varias indirectas por tu parte, que más bien parecía que estabas gritándole; ¡¡¡VAMOS A QUEDAR!!!

Él parece que lo pilla, y te dice que si puedes, os veis después. Tú estás en casa de unos amigos cenando (Típicas cenas de pareja donde tú eres la única soltera y estás deseando huir de ahí en cuanto salga un plan divertido que no tenga nada que ver con casas, hijos, bodas y ese ¨precioso¨ ¿Y tú porqué aun no tienes novio?)

Vas corriendo a casa para cambiarte para la gran cita, eliges a conciencia la lencería, puesto que después de varias citas con él, crees que puede ser tu gran noche.

Pero… ¡¡¡Sorpresa!!

Cuando él te viene a buscar, sus dos mejores amigos van con él ¡¡¡ SOS !!!  Si, majísimos, y muy divertidos todos los planes que querían que hicieses con ellos, pero no esperabas que formasen parte de la cita, después de horas de entretenida charla, tenías la esperanza de que os quedaseis solos, dijiste que tenías sueño y que te ibas a ir a casa. (A ver si él de una vez reaccionaba) y él tan caballeroso te acompaña a casa y te besa en el portal.

¿Tu cara? Un poema y tu lencería por supuesto intacta…

Otro día dos amigas y dos amigos de cañas por el centro de la ciudad… Sol,  cervezas y todo el día disfrutando como si el mundo se fuese a acabar, ya al anochecer, cuando una de las amigas y uno de los amigos empezaron a tener conexión, más allá del buen rollo generalizado, miradas, flirteo máximo, solo faltaba que uno de los dos, diese el empujón para el ansiado beso y dejarse llevar por la pasión del momento, pero ella comenzó a sentirse mal por haber abusado de la cerveza, cogió a su amiga del brazo para salir corriendo y se puso a  vomitar por las esquinas.

Si, has leído bien VO-MI-TAR. ¡¡¡ SOS !!!

Al día siguiente le llamó para disculparse por haber tenido que irse así, con una linda excusa que dejase intacta su reputación con aquel muchacho.

Puedo asegurar que me he divertido mucho en los momentos cita, que he conocido personajes de todos los tipos. Incluido, el que después de la noche de pasión desaparece. (Casi todas hemos conocido a este maldito ultimo individuo)

Sobre esa clase de tío, lo único que puedo decir, es que son devora mujeres vacíos. Lo único que buscan es la conquista de una noche. Huir como un cobarde sin dar señales después, jamás te culpes a ti, cuando conozcas a un tipo así.

A veces he llegado a creer que esta clase de tíos no quieren ni a su propia madre. No tienen ningún tipo de valor moral. Si estás pasando el ecoñamiento de uno de estos, no te tortures, él simplemente no te merece. (Aunque todo el mundo te diga lo mismo)

Es verdad, no merece que tú ocupes tu mente con semejante clase de persona sin escrúpulos, sin educación y con tanta maldad.

Mereces que te hagan sentir en la cima, si, aunque tan solo sea en una cita, jamás por debajo de ella. No te dejes pisotear mujer.

También puedo asegurar que por mucho que prepares una cita, por mucha ropa que compres, por mucho que te arregles. Si el destino lo desea te pone a una persona delante, sin que tú estés dispuesta. Con esto quiero decir que así, con estas pintas enamoré a primera risa, al que era mi pareja y por el que renuncié a mi divertida, sorprendente y entretenida soltería.

Cada una de estas anécdotas, son verídicas. Las citas sin un poco de ¨humor¨ y sin detalles que contar, no serían lo que son.

Me encantaría que me contaseis vuestras desastrosas citas, y ese momento en el que vuestra mente grita;

¡¡¡ SOS !!!

-Sara J Pajares-  

#Locapormitutú 😉 🙂

 

178 comentarios en «SOS»

  1. ¡Hola!
    Jajaja no veas que descubrimiento he hecho con tu blog.
    ¡Me ha encantado el post! Y sin duda, creo cada una, con sus puntos y comas, todas las anécdotas.
    Si yo te contara… Mi madre siempre dice que ya tardo en hacer un libro de ellas…
    Lo mejor de las citas sin duda es simplemente dejarse llevar. Ser uno mismo y disfrutar de cada instante. Y si no va bien, pues oye, una experiencia más y otra anécdota seguro que contar.
    La de los helicópteros de juguete… me has matao jajajaja
    Besos

  2. Al final todas somos un poco Bridget Jones, por eso nos sentimos identificadas con todo lo que cuentas. Yo… hace tanto de mis citas que no recuerdo con detalle muchas de ellas, pero sí, los nervios previos, la preparación.. para que luego todo salga como sale, como debe salir. Todas tenemos un «maldito ultimo individuo» y no sé porqué razón suele ser el que más recordamos, pero cuando llega el individuo importante… se nos olvida todo lo anterior para disfrutar de todas las citas importantes con la misma persona que has elegido y viceversa. Muy divertida tu entrada. Saludos!

  3. Jajaja me he sentido muy identificada, esos nervios, esos whatsapp con amigas, el modelito…. y luego el chasco. Al final también ese punto en que no puedes más y te pones a Bridget, te inflas a helado y lloras con el Oh by myself….
    Y a parte de los nervios de la cita? de los impresentables de una noche?? qué me decís de sus excusas??? Del «no eres tú, soy yo….» (claro que eres tú que eres gilipollas, le teníamos que haber soltado a alguno), que me decís de esos solteros de oro de 35-40 de «no eres tú, es que quiero disfrutar la vida y salir de fiesta», si te estás quedando calvo, idiota, dentro de poco no te querrá ni tu madre.
    En fin, muchas risas, amigas y un periodo de mi vida que no cambiaría por nada, aunque por fin haya encontrado al adecuado, al auténtico, de esos que no ponen excusas. Porque chicas, dejemos de engañarnos, si pone peros, excusas, problemas existencialistas, traumas postrelación…. es que no era el adecuado-

  4. Jajaja me ha encantado. Lo que me he reído. Fíjate que me quedé con el nombre de tu Blog. Ayer leyendo lo del novio motero que me gustó y hoy esto que me sentí identificada. No de que me hayan pasado estas cosas, pero sí de pensamiento.
    Te contaré una anécdota real que me pasó a mí y aunque parezca una tontería, en el momento dije oh no SOS jajaja.
    Había quedado con un chico (mi novio actualmente) y tenímos una cita como amigos. Me iba a enseñar un lugar nuevo. Siempre que quedábamos, yo soy y he sido puntual, pero ese día llegué tarde… Tenía todo preparado y una camiseta larga toda mona para que se fijara en mí. Y cuando ya estoy vestida veo una mancha. «Oh y esto cuándo y dónde ha salido si estaba bien. Lo revisé con antelación. Ay que no llego!» En fin SOS, que buscando otra ropa llegué tarde. Él llamándome, y yo estoy de camino. Cuando le veo, me pregunta qué te pasó. Y yo pensando qué decir. De risa, me vi tan pillada que dije de nuevo SOS, cómo voy a contar esa absurdez jajaja. Solo sé, que estaba nerviosa por todo lo que tenía preparado y nada salió como esperaba.
    Es mejor dejarse llevar… LOL 😛

    1. Para nada es una tontería tu anécdota. Imagino tus nervios con la situación jajaja y ese momento de caos mental, me alegro de que las citas saliesen tan bien que ahora es ese hombre que merece tus momentos, tus risas, tus emociones y el que puede vivir las anécdotas a tu lado.
      Gracias por tus palabras.

  5. jajajaja. Me ha encantado esta entrada porque todas hemos pasado por ser Bridget Jones alguna vez en nuestra vida. La verdad que la verdad aunque la cita sea una mierda la ilusión porque salga bien, los preparativos, los nervios previos…Esos momentos y esas sensaciones no te las quita nadie.

  6. ¡Muy bueno! A todas nos ha pasado! jajaja y ¿el día que no has quedado y vas con tus pintas sin maquillar al trabajo y se presenta para darte una sorpresa? ¡Oh Dios! fatal fatal jeje un saludo

  7. La verdad es que a veces pienso que me he perdido muchas cosas, buenas y malas, pero es que conocí a mi chico cuando tenía 17 años, y hasta hoy, sigue siendo él mismo, 16 años despues, así que me he perdido todo ese desastre de citas. Aunque bueno, la primera vez que nos vimos, teniendo en cuenta que viviamos a 400km de distancia, y las ganas que había… Fue bastante desastre, con pensión de mala muerte incluida jajajaja
    Besazos

  8. Jajaja el maravilloso mundo de las citas.. hace tiempo que no tengo ninguna (llevo muchos años con mi marido) pero recuerdo que algunas fueron un auténtico desastre de esas que piensas «a ver cómo me las apaño para irme pronto».. pero bueno, son cosas que hay que pasar y que luego mira, sirven para tener más anecdotillas.. (y reirse con las amigas). Muakss

  9. haha tienes razón, en la última película del bebé de Bridget me identifiqué bastante :'( hahaha y tienes razón esa emoción de cuando tienes una cita o cuando el tipo te gusta mucho y quieres hablar con él todo el día, te llega un mensaje y es de hjfdhfahjdakgfjhdgfjdhsghj (pero esperemos 5min para no vernos tan urgidas haha) es muy bonito.

    Me encantó tu entrada, saludos desde méxico 🙂

  10. Hola!!! Me encantó el post….
    Amo profundamente a Bridget Jones, me hace reír tanto, y me siento identificada con ella en muchas coas. Es tan graciosa.

    El otro día vi una de la pelis y fue lo más hajajajaj

    un beos grande

  11. Amo este post. Yo de citas no sé mucho ya que tengo una relación con mi chico de 7 años y algo (nos conocimos con 14 años y ahora tenemos 22), pero si he de decir que me encantan los Whatsapp que me envían mis amigas cuando van a tener una cita, la verdad es que muero de risa al verlas tan nerviosas en esa situación LOL Creo que ser «la amiga sabia que da consejos» es la mejor parte de las citas xDDDDDD

  12. Me ha encantado el post, igual que el nombre de tu blog, ya que te estoy descubriendo en este momento. La verdad yo en cuanto a citas no se ni que decirte, porque llevo con mi marido desde los 17 años, así que eso deja poco tiempo para otras citas, aunque anécdotas siempre hay.
    Esta semana fui a ver la peli de Brijet Jones, y está un poco horrible después de tanta operación la actriz esta… Ya se que no viene a cuento pero tenía que soltarlo! Jajajaa
    Un bico guapa, te sigo!

  13. Me he reído mucho con tu entrada jajaja, La verdad es que yo siempre me he descrito como un «mini» Bridget Jones, porque sus problemas no solamente giraban entorno a las citas, si no también a su patosismo innato y a su tendencia a olvidar las penas con alcohol. Pero encontré un hombre hace ya casi 7 años, que en una cita paso todo lo malo que te puede pasar (malo de incluso de que se me caiga la baba mirandolo y él lo vea), pero parece que a mi Darcy no le importo e incluso le gusto… ahora ya te digo que no se libra de mi jajaja.

    ¡Un beso!

  14. Hola guapa!
    Ay lo que me he reído con el post!!! Si es que ha sido como leer Bridget Jones, que por cierto me encanta y la he visto mil veces.
    La verdad es que no he tenido muchas citas de ese tipo en mi vida, las que han salido rana han sido por ser sumamente aburridas.
    Lo del chico que pilotaba helicópteros me ha matado, que buen giro argumental para una cita jajaja
    Un besazo

  15. Cuanto he reído, mi novio antes de quedar un día me propuso quedar en la que sería nuestra primera cita con sus amigos, sos, estás locos. Pues no. El pobre me rogó mucho para quedar, hasta me confiesa que me borro dos veces de WhatsApp, ja ja. Hay que tener paciencia para ligar conmigo.

    Me encantó el post.

  16. jajajajaaj, lo que me he podido reír, jajajaj, con lo del fairy, yo aprendí la lección y al trabajo solía (cuando estaba soltera y tenía vida social de ese tipo, ejem) llevar un mini neceser con cosas super básicas ante una ecatombe zombi: pastillita de jabón de esas de los hoteles, gel mini, champú del mismo, toallitas húmedas….en fin, … qué recuerdos!
    Me ha encantado tu post de hoy, me he reído muchísimo!
    Besos!

  17. Me he reído mucho con tu entrada. Me gusta mucho como escribes y te expresas pero, he de confesar que he sido afortunada, no he tenido ese tipo de citas, aunque sí es verdad que tuve un novio que me iba a recoger al trabajo pero no fue por el que abandoné mi soltería.

  18. Jejeje, me ha encantado el pist, aunque reconozco que no me siento muy identificad, jijiji. No soy de las que me he puesto nerviosa en.una cita, porque siempre he querido ser quien soy y mo fingir algo.psra.gustar al.contrario, pero como.te digo me ha encantado el.post

  19. Como me he reído con tu post, soy muy briggette jones y si te digo que de todo lo que me ha pasado imagínate lo peor, pues esa soy yo. Lo peor fue un día que queden con un amigo de un amigo en común y después de cenar fuimos al pub de moda y nos encontramos una amiga ella con novio, pues empezó a flirtear con el, y la que me fui a casa sola fui yo, ella se fue con él. y del novio nunca más se supo!!!

  20. Me ha encantado tu post me he reído muchísimo y algunas de tus anécdotas me resultan familiares aunque hace tiempo que no tengo citas porque con mi novio llevo una eternidad sigo siendo igual de patosa.
    Besos.