No me quieras mucho quiéreme bien

No me quieras mucho, quiéreme bien. 

Es muy complicado salir de una relación tóxica. De hecho hasta que no lo he vivido en mis propias carnes… No sabía lo complicado que era salir de ella.

Me ha costado mucho tiempo ver algo positivo de esta experiencia. Pero incluso los golpes de la vida, siempre nos enseñan a levantarnos con fuerza y seguir adelante.

Era muy fácil aconsejar cuando eran otros los que pasaban por ello. Lo veía clarisimo, sal corriendo de ahí, no te aporta nada bueno seguir

No me quieras mucho quiéreme bien

Pero cuando tú mismo eres el protagonista de esa historia, te olvidas de todos aquellos consejos que regalabas  y tan sencillos te parecían de aplicar.

Mientras estemos vivos, todo es posible. No me quieras mucho, quiéreme bien.

He aprendido, que no todo el mundo sabe querer con pureza aunque lo intente.

Hoy en día es muy complicado encontrar a personas que sepan querer de verdad.

Creía que el amor todo lo podía, porque creí en unos sentimientos que pensé que eran correspondidos. Pero no fue así.

Jamás supo amarme como yo lo amé, aunque mentiría si dijese que al principio no lo intentó y me hizo pensar que el sentimiento era compartido.

No lo puedo culpar por el final de nuestra relación. Desprecio a desprecio, mentira a mentira le dejé de amar. Lagrima a lagrima llegué a odiarle más de lo que un día llegué a quererle.

La desconfianza era parte de mis días por sus mentiras, me convertí en una persona horrible por la desesperación, me hundí en la miseria pero no llegué a destrozar del todo mi vida.

He aprendido que eso no fue amor, y que si en algún momento de mi vida vuelvo a vivir algo similar, no quiero perdonar una primera vez, puesto que vendrán más. 

El amor no son mentiras, no es egoísmo.  No me quieras mucho, quiéreme bien.

Ojalá nunca tuvieses que aprender nada de una experiencia así, porque no tuvieses que ser el protagonista de ella. 

Por suerte hoy te puedo asegurar que es posible salir de una relación tóxica, volver a brillar y tener ganas de vivir. 

Sabes que se acabó y lo único que eres capaz de sentir es felicidad. No me quieras mucho, quiéreme bien.

El tiempo todo lo cura, absolutamente todo, y al igual que dejas de amar, dejas de odiar. Lo contrario al amor simplemente es la indiferencia.

Eres libre el día que escuchas el nombre de esa persona y no sientes absolutamente nada, ni bueno, ni malo, porque ya no forma parte de tu vida. …

Ya no tengo creencias sobre el amor ni idealismos, quizá es otra lección que aprendí sobre esta relación.

Mi cabeza no está repleta de pájaros y mariposas volando sobre los poderes del sentir.

No me quieras mucho quiéreme bien

Quizá nunca más me vuelvo a enamorar y no me asusta esa sensación, muchas personas mueren sin haber amado con todo su corazón. Yo si lo descubrí cuando pensé que no me volvería a ocurrir.

Jamás podré tener una relación por miedo a estar sola porque adoro mi soledad, mis momentos de intimidad.

Si no amo de verdad con todas mis fuerzas, no quiero saber nada sobre el amor, porque no lo necesito para vivir.

Amo mi vida, todo aquello que soy capaz de conseguir cuando depende de mi. Adoro mis normas y todo aquello que tengo la oportunidad de saborear sea bueno o malo.

No me quieras mucho, quiéreme bien. 

No sé que ocurrirá mañana, pero quiero seguir viviendo en paz.

La simpleza de vivir los momentos como van viniendo, de sentir calma y bienestar, de no esperar nada y dejar que la vida sea quien te vaya sorprendiendo.

Mi certeza es vivir el momento e improvisar. 

¿Alguna vez has tenido una relación tóxica?

-Sara J Pajares-

#Locapormitutú

60 comentarios en «No me quieras mucho quiéreme bien»

  1. Hola guapa, pues ya no puedo estar mas de acuerdo que con la frase del inicio, no me quieras mucho pero quiéreme bien. por mi parte nunca he vivido una relación tóxica pero es verdad que tiene que ser muy difícil salir de ella, y ya no te digo encontrarle algo bueno al salir… una experiencia mas en tu vida que espero que no se repita nunca!

  2. ¡Hola!
    No sabes lo que me ha recordado tu artículo a una de mis relaciones, la más tormentosa creo en tema sentimientos (al menos los que sentí yo, él no sé) y sin duda hasta día de hoy, la más importante, y en esa ocasión le dije algo similar al título del artículo, en mi caso fue, no tenías que quererme tanto y tenías que haberme querido mejor.
    Aunque admito que no fue hasta que pasó el tiempo que me di cuenta que aunque todo era de color de rosa en ese momento, aunque no nos habíamos peleado jamás de los jamases incluso cuando lo dejamos reinó la cordialidad, esa relación, aunque suene ilógico era tóxica para mí, porque al final era yo la que cargaba con todo, y al final quedé realmente cansada física y psíquicamente. Porque yo era la quien ponía siempre la carne en el asador y él simplemente daba la vuelta, protegido de unas manoplas y unas pinzas, y yo era la única que podía quemarme y al final, de un modo u otro me quemé.
    Un placer leerte guapa.

    1. No es sencillo estar involucrado en una relación así y ser consciente de ello, pero cuando lo ves desde fuera y te ves a ti mismo como has actuado por mantener la relación y que todo funcionase es duro verlo, lo mejor que nos puede pasar, haber salido de ello.

  3. Hola guapa
    Es realmente complicado salir de una relación tóxica, coincido totalmente contigo, porque lo que más cuesta es darse cuenta de que es tóxica y no vale que nos lo digan desde fuera, tenemos que verlo nosotros mismos
    Y lo bonito que es te quieran bien, que es lo que merecemos 🙂
    Un besazo

  4. Hola.
    Estaba leyendo y me has recordado a mí, si que se puede salir de esa relación tóxica, cuesta mucho, pero se puede. En mi caso yo lo estaba viendo pero me resistía a perderlo todo, hasta que dije basta, hasta aquí llegué, y fue la mejor decisión que tomé en mi vida. Me ha encantado tu post en el que me he sentido tan identificada en todos los puntos.
    Un beso.

  5. Hola nena, al leer tu post, no pude evitar recordar 4 años de mi vida, en los que viví una relación tormentosa, sin embargo de esa relación me guste o no, hay un lazo irrompible, pues tengo una hija, y la amo tanto como a mi vida misma, me llama la atención el título de tu post, «no me quieras mucho, quiéreme bien»… considero que la base de eso esta en los parámetros que ambos establezcan, las expectativas, pero principalmente el amor propio, que tan grande es.
    Pues lo que sientas por ti repercutirá en los 2.

    1. Hola Sharon estoy de acuerdo en el amor propio y en todas las teorías que se establecen sobre el, pero una vez te vas metiendo en algo así poco a poco no eres consciente de que toda tu seguridad se va desvaneciendo día a día.

    2. Me he sentido muy identificada con tu historia porque yo viví algo parecido. Aunque hay algo con lo que discrepo, creo que el tiempo no lo cura todo, pero si te permite ver las cosas desde otra perspectiva, lo que te permite avanzar. Eres muy valiente por compartir esto con nosotros, un abrazo

    3. El problema de las relaciones tóxicas es que cuando te das cuenta es demasiado tarde, como te pasó a ti. Te metes demasiado dentro y lo crees todo hasta que por fin se te ilumina la verdad y pones tierra de por medio, bss!

    4. Gracias a Dios no he tenido que pasar por una relación tóxica, aunque si me han decepcionado y de eso aprendí a no dejarme llevar por las expectativas porque nos hacen cometer muchos errores, lo mejor es amar con los pies en la tierra para no tener que remendar nuestro corazón.

      1. Es una muy buena reflexión Rebeca, pero cuando se trata de amor es muy difícil pensar en mi caso o analizar la situación, me dejo llevar por lo que siento en ese momento, y al igual que existen malas personas también las hay buenas.

    5. Hola!!
      Pues mira yo creo que hay algunos que ni quieren mucho ni quieren bien. Yo también estuve en una relación tóxica, ha sido ir leyéndote y sentirme identificada. Alfinal te hacen sentir como una mierda. Por suerte me dejó, pude salir de ahí y pasarpasar página con el tiempo, pero hasta que volví a ser la misma y confiar en un hombre pasó mucho tiempo. Por suerte la vida me cambió y he formado una familia con un hombre que me quiere mucho y de verdad. Las cosas llegan, es encontrar la persona adecuada.
      Besos.

    6. Hola yo estuve en una relación tóxica ,fue terrible ,si que me enamore perdidamente y fue larga la cosa soportando las tonterías de mi novio y esperando un cambio que nunca llegó para cuando decidí dejarlo ya había pasado mucho sufrimiento y lo llegué a odiar muchísimo.Al estar sin el lo único que sentí fue un tremendo alivio ,me sentí muy bien .Debo decir que está muy bueno el post

    7. Hola!
      Me llamo mucho la atención el titulo y me encuentro leyendo y disfrutando de tu publicación, yo tengo la fortuna de querer mucho y querer bien 🙂 bueno desde mi perspectiva, creo que el amor siempre es condicional, aunque las frases de auto-ayuda y terapia personal diga lo contrario, pues cuando alguien te daña en cualquiera de los sentidos, mental, física o verbal, tu instinto se activa, lo interesante es que muchas personas no actúan ante ese alerta todos sabemos en que momento alguien sobrepasa nuestros limites nuestra tranquilidad y nuestro espacio muy intimo.
      Gracias por tu publicación ♥

    8. Hola, creo que has sido muy valiente tanto al dejar esa relación, como de tener el valor de escribir sobre ella, eso da entender que has superado todo aquello, y como dices cuando solo la indiferencia es la que predomina significa que está mas que superado. No te cierres al amor, porque seguro que lo encontrarás y notarás la diferencia. Besos. Cuídate.

    9. hola! me ha gustado mucho tu entrada. coincido con vos cuando decis que e facil aconsejar cuando es otra la persona por la que esta pasando cierta situacion. Hay que ser muy valiente para salir de una relacion como esa. te mando muchos saludos!!

    10. Hola,
      Tristemente sí, sí lo he sentido. Pero todo son lecciones en esta vida. Cuando conocí a mi actual pareja me dije » o se va con todo o no se va» y mira.. más feliz que nunca.
      Besotes

    11. ¡¡Hoolii!!
      Es muy difícil encontrar a una persona que te quiera en condiciones. Cada vez lo tengo más claro. Pero tener el valor de dejar una relación tóxica, es sin duda un gran paso antes de que se pongan las cosas peor.
      ¡¡Bsssos!!

    12. Hola guapa,
      Es exactamente decir que más vale calidad que cantidad en el terreno gastronómico; pues lo mismo pasa en el amor con tu artículo. Y es que más vale que no me quieras mucho, pero sí quiéreme bien. Hay que apostar por las relaciones que suman. Un abrazo

    13. Que bonito encontrar un amor donde nos quieran bien. Para eso se necesita mucha madurez emocional de nuestra parte. Reconocer que el amor no es cantidad, más bien calidad es lo que nos permite querer bien a la persona que tenemos cerca.

    14. Hola guapa, totalmente de acuerdo contigo. Te expresas muy bien. La primera frase define todo quiéreme menos y quiéreme bien. Las relaciones tóxicas son muy conflictivas, tenemos que tener claro que lo primero debemos ser nosotras. Gracias por el post

    15. Hola guapa, no puedo estar más de acuerdo, estar con una relación tóxica solo nos puede dar problemas, es mejor solo que mal acompañado como se suele decir, en estos tiempos de pandemia no quiero ni pensar como tienen que estar esas parejas que tienen que estar juntos sin quererse…
      Gracias por el post! Un beso!

    16. Hay relaciones muy complicadas, donde los sentimientos se confunden con posesión en vez de amor. Relaciones tóxicas existen y existirán, aunque no me gusta demasiado ese adjetivo. El amor siempre encuentra la forma de llegar a su destino justo en su momento

    17. Hola guapa, me ha encantado tu post, la verdad es que al final es tan cierta que ni nos paramos a pensarlo, pero no se trata de cuanto quieres o te quieren si no de como te queiren o quieres, y debe quereser bien, no mucho, como tu bien dices, un post genial

    18. Hola! Las relaciones toxicas las ven las personas que no están dentro de dicha relación y por mas que se lo digas a esa persona hasta que no lo vea por si misma es muy complicado.
      El amor en una relación ha de ser reciproco porque sino no es ni amor ni relación.
      Saludos

    19. Creo que todos alguna vez en mayor o menor medida hemos tenido una relación toxica, lo que yo no solamente lo dejaría en el campo sentimental, lo ampliaría en el laboral o en las amistades, el problema es darte cuenta de ello, gestionarlo y salir corriendo sin mirar atrás, no siempre nos damos cuenta de ello

    20. Necesito una charla larga y tendida contigo ASAP. Salí de una relación tóxica a principios del año, yo sabía que lo era pero me costaba salir de ahí; se me estrujó el corazón mientras leía tu post porque me sentí tan comprendida.
      El mismo problema se repetía una y otra vez, yo sentía que ya no podía más; no me preguntes cómo pero logré salir, y si, te aseguro que soy (por fin) feliz! Hay mucho que reconstruir en mi todavía pero voy por el buen camino, lo sé porque así lo siento, no he mirado atrás y estoy en paz conmigo misma.
      ¡Gracias por tus increíbles post!

    21. es que cuando encuentras esa paz es una de las mejores sensaciones. A veces no hace falta que el quiereme bien sea en una relación tóxica, yo tuve una relación normal pero que sentía que no me sabían querer. EN la vida, siempre calidad antes que cantidad, hasta en el amor

Me encantaría saber tu opinión... ¿Comentamos?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.