Mitad y mitad. Tú y yo, yo y tú y aquellas ganas de comernos la vida a bocados y no dejar ni las migajas.

La complicidad y conexión que ya conocíamos que era parte de nosotros, y ahora la pasión y el deseo desenfrenado de tu boca a la mía no hay sentimientos de culpabilidad, solo es cuestión de libertad.

No tenemos ningún tipo de obligación ni compromiso con el resto de la humanidad.

No tenemos que dar explicaciones de lo que sentimos, ni justificar nuestra unión. Esto es solo nuestro, que le den al resto. Mitad y mitad.

Dos locos amantes disfrutando entre humanos frustrados, bailando como si mañana no hubiera que ir a trabajar. Dando igual si al mirar al suelo hay un charco de sangre aun burbujeante.

Caminando despreocupados por la vida, explorando los limites del deseo y el desenfreno que nos hace no tener conciencia sobre el bien o el mal, nuestras reglas sin marcar. Mitad y mitad.

Pero oh si vuelve a hacerme tuya, quiero sentirte una vez más, por si mañana mi vida se acaba que nunca sabemos lo que puede pasar.

Abollando carrocerías, aplastando a cabezazos muros infranqueables, y como banda sonora, nuestras lenguas amándose y esa ansia por hacer de dos cuerpos uno solo por cualquier parte.

En verdad es como si te mirase por primera vez, con recuerdos pasados, pero prefiero seguir mirándote con los ojos del presente, con lo que realmente eres, no con aquel ideal que llegué a imaginar y nada tiene que ver con la realidad.

Sigue acariciando mi cuerpo y haciéndolo vibrar, no escapes de mis pensamientos desde que me despierto hasta que te vuelvo a besar.

¿Sabes? Huelo a absoluto placer todo el día, desde que me lo hiciste sentir como no lo había sentido antes.

Ya lo dice la canción hay que vivir, que la vida se nos pasa volando y quiero seguir escuchándote contarme aquellas historias que nunca terminas porque es más fuerte el deseo por comernos y hacerme sentir anestesiada que de seguir hablando.

No hay ningún tipo de limitación, mi cuerpo te corresponde, te busca, te anhela cuando no estás.

mitad y mitad

Que puta locura compartida tan simple y placentera. ¡Vuelve a morderme otra vez, me haces sentir insaciable!

Entre nosotros las cadenas que sean solo en la cama por favor que la confianza, la conexión y la complicidad nos siga haciendo desvariar.

-Sara J Pajares-

#Locapormitutú

14 comentarios en «Mitad y mitad»

  1. Hola guapa, pues si que de vez en cuando necesitas algo simplemente por placer, sin ataduras ni nada secundario, solo dejarnos llevar por aquello que sentimos y queremos, aunque sea en el plano fisico solamente, y digo solamente pero no quiero decir que sea menos importante! besos

  2. ¡Hola!
    Es que no es necesario poner etiquetas a las cosas, muchas veces nos empeñamos más en darle vueltas a las cosas, y nos olvidamos de lo más importante, disfrutar, porque la vida va de eso ¿no?
    Además si hay confianza, si hay respeto si hay esa conexión, ¿qué más podemos pedir?
    ¡Vivamos leñe! Que la vida son dos días.
    Besotes

  3. Cuanta razón en que la vida es demasiado corta como para andarse con remilgos, a veces estamos mas pendientes de lo que digan otros, que de nosotros mismos, de ser libres de pensamiento, palabra y obra. Felicidades por el post, muy bueno. Saludos y besos.

  4. Hola guapa
    Ay cuanta pasión y cuanta fuerza hay en este texto!! Me encanta como transmites las emociones, de una manera muy real
    Y además tambien me transmite libertad por vivir la vida como queramos
    Un besazo

  5. Qué bueno encontrar alguien así,con quien no haga falta mirar el reloj más que para contar el tiempo que falta hasta el próximo encuentro. Somos seres muy complejos, por lo que es difícil encajar tan bien con alguien, bss!

Me encantaría saber tu opinión... ¿Comentamos?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.