Improvisando la vida

Improvisando la vida y los momentos.

Yo te canto y me desmarco, aunque quizá no sepa seguirte el ritmo.

Puede que me sonroje al mirarte improvisando la vida, pero los retos me fascinan. Son como encontrar la salida de un laberinto, lleno de espinas.

Podríamos convertirlo en una forma de vida, además de la alegría que esa ya se apoderó de nuestros pensamientos. Nos hace vivir intensos momentos, que irradian energía.

Lo mio son las letras que plasman sentimientos encontrados, de amor y desamor, a veces de esas malditas injusticias, de una bella amistad. Pero las que más me gustan, son las que te roban una sonrisa, te hacen soñar y te llevan a lo más alto.

Mis versos siempre llevan una experiencia, aunque todas las mentes no sean capaz de entenderla o acertar de lo que hablo.

Ahí está la magia de que cada uno imagina lo que le alucina. En este loco mundo, pero eso también lo sabes, las metáforas se convierten en mis verdades o mis verdades son metafóricas, como lo quieras llamar.

Qué le den a todo, de verdad que le den, que nos acepten con la esencia de querer brillar tanto como brilla nuestra sonrisa cada día.

Nos vimos en ese abismo del que hablas, encadenados a la melancolía, de no aceptar lo que han creado, en este circo de injusticia.

Pero un día cogimos las alas y vimos algo más allá que no todos son capaces de apreciar;

Aprendimos que la felicidad también es una forma de vivir improvisando la vida. Incluso se puede contagiar, como una carcajada inocente que te hace suspirar.

Qué jamás vamos a merecer menos de lo que damos. Vivimos en el altar de la alegría y los pequeños detalles que somos capaces de crear, marcan instantes para toda una eternidad.

Vida por vida luchando cada día por no caer. Sintiendo que se vive mejor alejados de lo que piensa esta sociedad y su maldito rebaño.

Aprendimos que el negro combina con todo y sienta fenomenal. Que ser una oveja negra es lo mejor que nos podía pasar.

Improvisando la vida y los instantes podremos crear cosas fascinantes.

Por eso decido, que prefiero todo aquello que me causa felicidad. No dejar de soñar con una vida de cuento de hadas.

No quiero reproches, ni malos momentos, yo he nacido para vivir el instante e improvisar.

Jugar con los segundos como si se fueran a agotar.

#Locapormitutú

(Sara J Pajares)

16 comentarios en «Improvisando la vida»

  1. Hola guapa!!! que bonito 🙂 a veces es mejor una sonrisa o un abrazo en el momento adecuado de la persona adecuada que nos haga sentirnos bien que un montón de muchas otras cosas que no nos aportan nada. Gracias por compartirlo. Besos!!

  2. ¡Hola!
    Si es que no me cansaré de repetirlo, que bonito escribes.
    La vida sin duda son un cúmulo de improvisaciones. Es decir, creo que no tenemos o al menos a mi parecer, no deberíamos tener ningún guión marcado, simplemente deberíamos dedicarnos a vivir. A soñar lo que nos de la gana. A ir contra corriente si es lo que nos hace felices. A saltarnos las normas, porque creo que las únicas que deberían existir son las que nosotros mismos nos autoimponemos, y a veces ni a esas deberíamos hacer caso.
    Y todo ello es aplicable al amor, sin dudarlo.
    Besotes

Me encantaría saber tu opinión... ¿Comentamos?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.