the header image
Loca por mi tutúNo puedo dejar de estar loca por mi tutú ya que con él he vivido las aventuras, desventuras y torpezas de mi vida.
El amor es dar sin esperar nada a cambio

El amor es dar sin esperar nada a cambio

Share58

El amor es dar sin esperar nada a cambio

El amor es dar sin esperar nada a cambio. Cuando un amor no es correspondido, se puede romper algo dentro de nosotros. Hay que intentar que no se rompa del todo para reconstrui ...

El amor es dar sin esperar nada a cambio.

Cuando un amor no es correspondido, se puede romper algo dentro de nosotros. Hay que intentar que no se rompa del todo para reconstruir de nuevo las piezas poco a poco.

No pasa nada si no me quieres, eres humano y no tienes porque complacer mis necesidades.

No pasa nada si nunca me has querido como me merecía, los vínculos afectivos no nos obligan a sentir.

He aprendido a lo largo de los años que contigo o sin ti, mi vida sigue teniendo sentido.

Me ha llevado mucho tiempo aceptar que tus desprecios en mi infancia no eran una muestra de cariño o de querer hacerme una persona fuerte.

Me hice fuerte a la fuerza por las capacidades que llegué a desarrollar de cada vivencia, eso no te lo debo a ti.

No puedes obligarte a sentir algo, ni forzarte, porque el amor es algo natural que surge dentro de nosotros mismos.

No te culpo, del mismo modo que tampoco me culpo a mi misma porque no sientas amor por mí. El amor es dar sin esperar nada a cambio.

He vivido toda mi vida deseando que realmente tú me quisieras como yo te quería. Que fueses ese súper héroe del que la gente habla y presume, pero ese papel por mi parte no te correspondía a ti.

A veces quizá sigo siendo esa niña rabiosa y caprichosa que solo quiere un poco de tu atención, pero ya me he hecho mayor. Mis días incluso son más felices cuando no sé nada de ti, porque saberlo en el fondo me sigue causando dolor.

Cualquier excusa que me haga pensar que me quieres en verdad, sería justificar tu comportamiento y esto si que lo aprendí de ti: Todo es lo que parece, no hay que darle más vueltas o buscar otros argumentos.

Durante unos años tuvimos una fuerte conexión, un vínculo muy fuerte, todo era muy sencillo entre nosotros, pero fue algo fugaz cuando al primer problema dejé de ser una prioridad. Cuando ya no te sentías solo y no necesitabas de mí.

El espejismo de nuestra relación fue incluso envidiada a ojos ajenos, pero solo fue una época de necesidad para ti.

Sigo viviendo, no me he quedado estancada en aquellos recuerdos.

Si lo pienso fríamente, he vivido más tiempo de mi vida sin tu cariño y atención, que aquellos tiempos en los cuales me lo hiciste sentir.

No te guardo ningún tipo de rencor, te lo digo sinceramente, porque después de muchos años, he aprendido que nadie tiene la obligación de querernos, el amor es algo que tienes que sentir.

Yo no puedo dejar de quererte pero ya no espero que eso sea correspondido, porque nunca en verdad lo ha sido y he aceptado que tiene que seguir siendo así. El amor es dar sin esperar nada a cambio.

Quizá a veces tu ausencia me duele un ratito, pero en mi día a día la verdad es que ya no pienso en ti.

Nunca me hizo falta deshojar una margarita, para saber si me querías o no, aunque quisiera creerlo, en el fondo sabía la respuesta aunque no encontrase explicación.

El amor es dar sin esperar nada a cambio

A lo largo de mi vida he recibido por suerte, la falta de tu cariño multiplicada por mil.

-Sara J Pajares-

#Locapormitutú

Cada post publicado, son mis emociones y mis ganas de cambiar el mundo. De mandar mensajes de ánimo a quienes no tienen un buen día, de crear esperanza y hacer que todo el mundo que forme parte de Loca por mi tutú, sienta esa ilusión y emoción por vivir cada día.

Me encantaría saber tu opinión... ¿Comentamos?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: