Cruce de emociones

Qué complicado o divertido es a veces el cruce de emociones en nuestro interior.

Puedo asegurar, que aunque amo escribir, no me agrada chatear, suelo terminar rápido las conversaciones. Prefiero una conversación cara a cara.

No siento ningún tipo de ilusión, cuando suenan los mensajes. A veces incluso me resulta molesto estar pendiente de un teléfono.

Si es él quien escribe todo cambia, me desconcentro de todo lo demás.

Le río a un aparato electrónico y a veces incluso, altero mis horas de sueño, por aprovechar a reír un rato con nuestras palabras.

No es el mensaje, si no la ilusión que siento, sí es él quien lo manda. La revolución que genera el cruce de emociones en mi interior.

Casualidad o destino, cuando me cruzo con él en el camino, se me descarga un abismo de emociones por todo mi cuerpo, el brillo de mis ojos se vuelve intenso.

Se me dispara la sonrisa nerviosa, cuando percibo que en mi nariz,  se quedó impregnado el aroma del acercamiento.

El deseo de que esos segundos junto a él, fuesen eternos,  sin importar lo que ocurra, en el resto del universo.

Llega el momento de relajarse y buscar, esos motivos que sonrojan al inconsciente.

Sin prisa pero sin pausa, no quiero ocupar todo su tiempo. Adoro mi libertad, tan solo quiero un instante de magia a su lado, para sentir esa perfección que me genera cuando conversamos.
Perfectamente imperfectos y maniáticos, compartir miradas, sonrisas, quizá incluso un beso, para volver a casa soñando.

Existe una señal que ilumina a mi corazón, que me hace sonreír de manera desmesurada, que activa mi imaginación.

Me hace ser consciente y recordar, que a veces cuando tienes esos días tontos, solo es un mal día, no una mala vida porque siempre ocurren cosas bonitas.
El cruce de emociones se vuelve por momentos rebelde en mi corazón.

(Sara J Pajares)

#Locapormitutú

24 comentarios en «Cruce de emociones»

  1. Bueno, definitivamente cuando te encuentras con la persona correcta, en el momento justo y hay emociones tan poderosas que nos llaman y nos conectan, desde luego no quieres saber qué pasa en el resto del mundo, estás bien aquí y ahora 🙂

  2. La verdad es que conocer a la persona correcta en el momento justo es lo suyo aunque no siempre sea así!!!! pero las piezas acaban encajando y acabas conociendo a alguien que realmente vale la pena

  3. Hola guapa!! cuando estamos cerca de esa persona cambiamos por completo. Nos brillan los ojos más, la sonrisa es más radiante… es maravilloso el efecto que puede llegar a tener en nosotros la persona adecuada. Como siempre, un bello escrito lleno de sentimientos. Gracias por compartirlo. Besos!!

  4. Hola guapa
    Leer este texto precisamente hoy no se si habrá sido cosa de una casualidad fortuita o del destino, que a veces es un poco cruel y guasón.
    Sea como sea, entiendo a la perfección esa descarga del abismo de emociones, parece que nos traga la emoción, no sabemos si el final será bueno o malo, pero al menos estamos sintiendo.
    Un besazo

  5. Hola guapa, cuanta razon tienes con u entrada, a veces nuestro interior bulle de emociones, entiendo ademas de lo que hablas, cuando ves que esa persona de golpe te ha enviado un mensaje, que cuanto mas chorro sea casi mejor porque es como una excusa para escribirte, o eso hago yo y pienso que los demás tambien! con la persona adecuada, las sensaciones estallan en nuestro interior!

  6. ¡Hola!
    Me he sentido tan identificada…
    Yo soy también de las que prefiere conversaciones cara a cara, por lo que admito que muchas veces hasta silencio los mensajes para no estar pendiente del dicho apararito, el teléfono. Pero también admito que cuando recibo ciertos mensajes, sus mensajes, si puedo pongo el tono a toda pastilla para enterarme de todos ipso facto Jajaja.
    Encontrar esa persona que nos haga ver las cosas de otro modo,que nos alegre los días con solo un hola, sin duda es pura magia ¿verdad?
    Sobre el tema de la casualidad y el destino, la verdad es que tengo sentimientos encontrados. Porque creo en las casualidades y por otro lado creo en el destino, pero en ese destino que nosotros construimos. Quizás el hecho de que aparezcan ciertas personas, es porque las estábamos buscando…
    Besotes

Me encantaría saber tu opinión... ¿Comentamos?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.