Bendita imaginación

La imaginación nos puede cambiar la vida.

Érase una vez una princesa desencantada de las historias de amor pasadas.

No todo podía ser romance, no todo podía ser amor, llegó para ella la época del juego y la pasión.

La princesa no se conformaba con cualquier hombre que besara sus pies. No quería un torso musculado, ni un cerebro excelente, solo quería que sedujesen su mente.

Cansada de piropos baratos, palabras manchadas, mentiras, excusas y relatos, decidió usar una de las fortunas que no dejó atrás en su niñez, utilizar su imaginación como método de diversión: ver a un desconocido e imaginar cómo le gustaría que le atrapara, cómo le gustaría haber sido conquistada.

Aquí empieza todo.

A ella, como bella mujer femenina, le encantaba entrenar en el gimnasio, y uno de esos días de monotonía se convirtió en un momento de diversión.

Sus sentidos le alarmaban de ese joven al que le gustaba mirar a través de un espejo…

Sus miradas se cruzaban y sus sonrisas, al coincidir con ese juego instantáneo, hacían entretenida una sesión de gimnasio. No sabían nada el uno del otro, solo eran cómplices de su presencia en aquella habitación.

Ella se retocaba sabiendo que él la podía mirar. Era una forma de expresar su sensualidad y feminidad ante aquel chico por el cual deseaba sentirse intimidada.

Aquella noche, mientras hablaba con su amiga descubrió muchas cosas de la identidad del que ya dejaría de ser un desconocido. Soñó con él, soñó que él estaba demasiado cerca de su piel.

Un día más, especial para algunos ya que aquel día en la sala de entrenamiento solo estaban los inmunes al evento nacional, lo vio aparecer. Ella cerró los ojos y suspiró.

Mientras charlaba con su monitor deportivo vio que él se acercaba. Se le cayó el guante al suelo donde ella tenía extendida su toalla y, al agacharse a por él, ella lo miró. Sus miradas se enfrentaron sin espejo protector. Él le guiñó un ojo y, por ese motivo, ella se sonrojó, volvió a su lugar y, al coger la toalla, vio un papel doblado que decía: «Eres la mayor tentación con la que me he encontrado; no quiero librarme de caer en ella».

Puesto que esto son ilusiones y la princesa desencantada dio rienda suelta a su ilusión sobre aquel chico, dejemos el final a la imaginación de cada cual…

Continuará…

-Sara J Pajares-  

#Locapormitutú 😉 🙂

Esta es la historia de la princesa desencantada, espero que os haya gustado el primer capitulo, iré publicando más.

154 comentarios en «Bendita imaginación»

  1. Esta historia promete, o al menos así lo veo yo. Uf, bendita imaginación, sí. A mi se me han pasado varias formas de continuar la historia, pero espero con impaciencia a que lo hagas tú. Solo espero que pase lo que pase, sea algo maravilloso para nuestra princesa desencantada, sobre todo, porque los cuentos son bonitos, pero la realidad siempre supera la ficción, así que espero que termine estando muy, pero que muy encantada.
    Muchos besos 😀

  2. ¿Ilusiones? Ahora si que me he perdido… Primero imaginaba y luego era real… ¿o era todo fruto de su imaginación? ja ja supongo que eso lo hacen todas ¿No? Ver un desconocido y de vez en cuando, si te ha llamado la atención al imaginación empieza a volar…

  3. Esta historia promete sobretodo porque es más difícil seducir con la mente que con el cuerpo. La verdad que me he quedado intrigada a ver como sigue la historia porque no sabemos si todo es fruto de su imaginación.

  4. Creo que a todas nos ha pasado y nos pasa aún que seguimos imaginando historias, ¿cómo sería?¿Qué podía haber sido? Cuando nos montamos nuestras propias películas somos nosotras las que decidimos y qué quieres que te diga pero tener siempre un final feliz (y apasionado) es mejor que la realidad en la mayoría de ocasiones, muaksss

  5. Seducir con la mente es dificil, pero más gratificante que con el fisico, porque el deseo provocado por la mente hace que se consiga mayor experimentacion y juego entre dos persona.

    Veo que la protagonista quiere vivir algo especial y esta luchando contra su propio yo, porque ha sido victima de romances y desea nuevas pasiones.

  6. ¿Y quién es él?¿En que lugar se enamoró de tiii? ¿A qué dedica el tiempo libreee? jajaja las dos últimas, sí sabemos la respuesta, pero de la primera nada de nada. Ahora estamos todas esperando que acaben juntos jajaja. Gracias por compartir, estaré a la espera de la continuación.

    ¡Beso!

  7. Muy buena!! Yo quiero continuación de la historia! Jejeje me ha enganchado 🙂 yo creo que nos ha pasado a muchas de nosotras aunque no en un gimnasio ya que allí voy bastante a mi bola pero sí que me pasó en un curso que hice de barbería… ¡sigue así!

  8. si que me ha gustado el principio de esta historia, especialmente esta frase: Ella como bella mujer femenina, le encantaba entrenar en el gimnasio y uno de esos días de monotonía se convirtió en un momento de diversión.

    Y luego todo lo que va sucediendo, ¿es tuya? me encanta

  9. Es una historia curiosa de esas que no esperas y que te dejan con una sonrisa. La verdad es que las mujeres somos poderosas y hoy en día buscamos mucho más que una cara bonita, queremos alguien que nos conquiste de otra manera, eso sí ensayar y demostrar que también podemos manipular y ser una cara bonita no más es gracioso 🙂

  10. Hola guapa!! buen principio para una historia de amor diferente. Que ya iba siendo hora, por todos lados son princesas quejicosas y lastimeras que solo saben ser rescatadas. Hay que coger el timón de la vida y decidir a que puerto queremos llegar y con quién. Besos!!

  11. Me encanta esa manera que tienes de ser y contar tus historias, con una base de verdad pero tan adornadas por tu imaginación y sentido del humor que las hace mágicas y casi universales, prometemos que escribirás la segunda parte aunque yo ya he dejado volar mi imaginación jajaja un besazo y una sonrisa