the header image
Loca por mi tutúNo puedo dejar de estar loca por mi tutú ya que con el he vivido las aventuras, desventuras y torpezas de mi vida.
Una multa, un mal recuerdo, tú
Hands writing on old typewriter over wooden table background

Una multa, un mal recuerdo, tú

78

Una multa, un mal recuerdo, tú.

Ayer de nuevo te pensé, y como últimamente, nunca para nada bueno. He olvidado la mentira de relación que me hiciste vivir al principio de conocerte.
Recibí una multa de tráfico por tus excelentes ideas de hacer siempre la ley a tu antojo. A pesar de mis advertencias.

Tú qué te creías el dueño del mundo. De las carreteras y de todo aquello que tocabas con tus sucias y traicioneras manos.

Tú qué no tenías jamás respeto por lo ajeno. Te daba igual que fuese mi coche, siempre tenías que hacer lo que se te pusiese de los cojones. Una multa, un mal recuerdo, tú.

¿Total que más te da que yo pierda algo más de dinero por ti? Una multa, un mal recuerdo, tú.

Ya perdí dinero en viajes con los cuales me ilusionaste, para después darme la patada porqué era más importante dejarme tirada… O esa frase que tanto te encantaba decirme para echarme la culpa por tu trastorno mental: -Todo lo hacías por mi, y por mi felicidad. (Qué gran reflexión jajaja)

Esa que te importó una mierda cuando recogiste tus cuatro pertenencias de nuestro hogar y yo suplicaba mientras me hacías sentir culpable. Una multa, un mal recuerdo, tú.

Esa felicidad que tanto valorabas cuando después de engañarme para mantener relaciones conmigo. Te ibas corriendo porque habías quedado con uno de tus peleles para pasear. (Eso tenía que descubrirlo por mi misma, tú jamás supiste decir la verdad)

A los cuales les decías que yo era tu ex y sobre las cuales a mi me decías que no te importaban. (Eran tus amigas, claro, claro y yo la única en tu vida)  Las ilusionabas y mentías igual que a mí, para llenar tu propio ego y saber que nos tenías a todas detrás de ti. (Mereces un aplauso por el gran machote que fuiste)

Una multa, un mal recuerdo, tú.
Perdí mucho dinero en intentar recuperar todo aquello que solo tú me quitaste y solo yo fui la culpable por haber estado tan ciega contigo, cuando estuve enamorada de ti. Pero que le den a ese dinero, actúe con algo que tú no tuviste y ojalá algún día conozcas; SENTIMIENTOS VERDADEROS.
Te importaba tanto mi felicidad, que me humillaste delante de todos. (A escondidas de mi, para no variar) Diciendo que yo no te era nada, cuando había hecho 600 kms solo por ver si te encontrabas bien y me necesitabas después de tu accidente a causa de tus descerebradas ideas. Una multa, un mal recuerdo, tú.

En las noches, a solas, querías el calor de mi cuerpo. (En ese momento si lo era todo para ti  ¿Eh? jajaja)

Una multa, un mal recuerdo, tú.
Era tan importante para ti mi felicidad, que al irte de nuestro hogar me pusiste a mi como la bestia que tú eras, ante tu entorno, y no querías admitir a nadie que me veías, porque sería asumir que te habías comportado como el cabrón que fuiste en verdad. Por ese motivo me tenías escondida después de haberme tenido en un pedestal al conocernos. (Siempre te gustó echar la culpa a otros de tus malas acciones) También para mantener a tu peleles.
Le diste tanta importancia a mi felicidad, que cuando lloraba me mandabas a dar un paseo para relajarme, porque tú te ibas corriendo de mi lado porque no eras capaz de verme así. (Pobrecito de ti)
Cuando me ahogaba llorando, me colgabas las llamadas hasta que volvías de tomar copas y querías que te calentase la cama. (Tu pena es que no fuese nunca corriendo a ti, después de eso)

¡Oh si! Tengo que agradecer que tú siempre luchaste por mi (jajajaja)

Una multa, un mal recuerdo, tú.
Por recuperarme, con tantas mentiras, con las cuales podría hacer una historia infinita. Hasta que decidí que no iba a escuchar ni una más de tus falsas palabras. Una multa, un mal recuerdo, tú.
Me costó catorce meses de sufrimiento, pero por fin entendí lo que tú eras en verdad. La persona que yo conocí y de la que me había enamorado, solo era producto de mi imaginación y de tus mentiras.
Volvías siempre porque no eras capaz de saber que era feliz sin ti. Eso es la vida para mi desde que tú no estás, absoluta felicidad.
En esos momentos te volvías loco por recuperarme ¿Eh? Cuantos ramos de flores acabaron en la basura, cuantas cartas y carteles repletos de mentiras quedaron en mil añicos con tus traiciones.

Siento decirte que muy a tu pesar ya no tengo razones para llorar, solo para sonreír y ser feliz. La vida es maravillosa sin ti.

Fuiste un gran perro del Hortelano, pero querido se te acabó el juego conmigo que tanto te entretuvo el año pasado.

Lo siento por ti aunque no dudo conociéndote, que ya estarás entretenido… Me alegro de corazón aunque si sigues igual, el más sentido de los pésames para tus peleles, que no se merecen a alguien como tú eres.
Sin duda eres la peor persona que he conocido en mi vida, no sé cómo algún día pude estar tan enamorada de ti.
Ahora que lo veo todo desde fuera, sin duda me culpo a mi, por haber aguantado tus sinvergonzonerías y no haber salido antes de ahí.
Eres la persona más egoísta y cruel que he llegado a conocer.
Me hiciste todo aquello que jamás hubieses soportado de mi. Te di desde el primer momento algo que tú jamás supiste dar, confianza, sinceridad y respeto. Con hechos además, jamás con palabras que se lleva el viento o se borran de una acera ,que tú para eso eras experto.
Eso si, te hablaba muy mal cuando me destrozabas, no te recibía con una sonrisa y los brazos abiertos como esperabas con cada uno de tus desprecios, traiciones y mentiras.
Te diría que lo siento, pero las mentiras eran cosa tuya. Al menos me quedó algo de carácter para enfrentarme a ti, no te llevaste todo de mi en ese tiempo.
¿Perdonarte para avanzar? ¡Jamás! Que te perdone la vida, que yo jamás encontraré una explicación a lo que fuiste capaz de hacerme sin motivos. Solo por tu maldad, a pesar de ir por el mundo como si fueses una gran persona repleta de bondad.

Te he superado sin necesidad de brindarte un perdón que no mereces.

Avanzo sin ti, cada día estoy un paso más cerca de ser lo que fui, de olvidarme del gran error de mi vida que fue conocerte a ti.
No deseo venganza, que la vida te de aquello que mereces, no deseo que te vaya mal, lo único que deseo para ti es que jamas vuelvas a hacer a nadie lo que fuiste capaz de hacerme a mi.
Aunque muchas veces deseo que la vida te haga pasar y vivir todo lo que tú me hiciste, por si de esta no aprendes la lección y te quedan ganas de seguir causando dolor.
Vuelvo a ser feliz, tú en mi vida solo eres de vez en cuando un mal pensamiento.
Incluso eso olvidaré de ti, hasta que no seas absolutamente nada para mí. Una multa, un mal recuerdo, tú.
En verdad siento lastima de ti. Tú jamás supiste lo que era querer de verdad, a pesar de hacer el papelón de tu vida.  (Agradezco el  gran esfuerzo que tuvo que suponer hacerlo, pero no era necesario)
Una multa, un mal recuerdo, tú.
Si al conocernos en lugar del papel que hiciste durante quince meses, te hubieses mostrado tal y como eras… Jamás me habría enamorado de ti.

Lo que tú eres en verdad, jamás se lo deseo a nadie, ni incluso a ti. Una multa, un mal recuerdo, tú.

Yo me enamoré de la mentira que fuiste, pero jamás fui capaz de traicionarte. Sin duda lo merecías, en ese sentido mi conciencia siempre estará tranquila….

-Sa Ji Pa-

#Locapormitutú

Cada post publicado, son mis emociones y mis ganas de cambiar el mundo. De mandar mensajes de ánimo a quienes no tienen un buen día, de crear esperanza y hacer que todo el mundo que forme parte de Loca por mi tutú, sienta esa ilusión y emoción por vivir cada día.

Comments ( 2 )

  1. ReplyGabriela
    Me encanta..... De verdad tantas experiencias tuyas que son igual que las cosas que han pasado en mi vida....Soy fan....y me quito el sombrero ante ti..
    • ReplyLoca por mi tutú
      Muchas gracias Gabriela por tus palabras, y por estar aquí.

Me encantaría saber tu opinión... ¿Comentamos?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Share
A %d blogueros les gusta esto: