the header image
Loca por mi tutúNo puedo dejar de estar loca por mi tutú ya que con el he vivido las aventuras, desventuras y torpezas de mi vida.
El primer beso nunca se olvida

El primer beso nunca se olvida

55

El primer beso nunca se olvida o al menos para mí. Todo cambia en tu vida desde ese preciso instante.

Siempre fui algo dramática (Y seré) al igual que mis experiencias, porque es parte de mi naturaleza.

Y si volviese al primer beso que nunca se olvida, donde todo empezó a cambiar en mi, quizá podría haber corregido muchas cosas.

Pero la vida es esto que sucede ahora, el pasado es quién ha formado lo que somos hoy.

Pensé que siempre me iba a sentir protegida. Desde que nací, me enseñaron lo que era la protección.

La vida me enseñó tiempo después y aun me sigue enseñando, lo que es protegerme y cuidar de mi misma.

El primer beso nunca se olvida, todo cambió en ese momento dentro de mi.

Dejé mi habitación de juegos infantiles, para perder mi tiempo con otras cosas, en muchas ocasiones nada sanas y cuanto menos lógicas, aunque más normales de lo que pensamos para la edad que me correspondía.

Una de ellas me cambió la vida por completo. Transformó mi mente y me lleno de tantos complejos y tanta inseguridad que olvidé lo especial que podía ser.

Un espejo que nunca me decía la verdad, kilos de más que odiaba, huesos que marcaban mi felicidad, una botella de agua para expulsar todo ese dolor y nunca llegar a sentirme lo suficientemente delgada.

El primer beso nunca se olvida

Me costó casi 10 años salir de aquello. Lo cierto que es no me llegó a romper del todo por dentro.

Ya no necesito la aprobación de los demás hasta para casi respirar.

Un héroe sin capa ni espada, al que idolatraba con todas mis fuerzas. Él estaba en el pedestal más alto de mi vida,  como ser humano normal y corriente también falló y me dejó sin esa protección que tanto necesitaba.

Influenciado o no, él eligió la vida que quería vivir, y a mi no me quedó otra que aceptarlo y entender que algunas personas nos dejan de importar con sus actos, sin importar los lazos que te unen a ellas.

Nunca había sentido en mi vida un amor tan fuerte como cuando cogí a mi hermano más pequeño en brazos, nunca había sentido algo tan intenso. Me lo quitaron en vida, me prohibieron verlo y la maldad de esos actos sin motivos, fue permitida.

Al igual que a ese héroe que dejó de serlo con el paso de los años y se convirtió en un simple humano más. Lo cierto es que eso tampoco llegó a romperme del todo por dentro.

Y si volviese al primer beso que nunca se olvida, donde aprendí a luchar por todo aquello que quería hasta conseguirlo, verdaderamente no hubiera cambiado nada de mi vida.

Me enamoré como una estúpida insensata, del que creí que era mi hombre ideal, aquel con el que tanto había soñado, pero decepción tras decepción, mentira tras mentira, se convirtió en el peor monstruo que ha pasado por mi vida. ¿Y la verdad? Eso tampoco me llegó a romper del todo.

El primer beso nunca se olvida

Hasta hace poco tiempo, viví con miedo a vivir. Sintiéndome culpable por haberme enamorado de la persona equivocada que estuvo a punto de destrozarme la vida. Como hizo con cada una de mis ilusiones, sueños y pasiones.

¿Considero que tengo mala suerte? En absoluto, sigo viva y nada ha podido destrozarme por dentro del todo, ninguna de mis malas experiencias en esta vida me han quitado las ganas de vivir. Por suerte aquí sigo.

Vuelvo a tener esas ganas de comerme el mundo a bocados y no dejar ni las migas, vuelvo a sonreír con fuerza, vuelvo a ser ese huracán de emociones que por momentos cree que puede explotar por sentir tanto.

He vuelto a recordar que el primer beso nunca se olvida.

Pienso que la persona que no tiene suerte, es ese niño en un hospital riendo porque ha sobrevivido un día más. El cáncer no se lo ha llevado, junto a su vida.

Esa mujer que no pudo llegar sana y salva a casa, sin una violación o maltrato que la marcaría el resto de su vida.

Ese padre o madre de familia que no tiene trabajo para alimentar a sus hijos. Se patea las calles en busca de cualquier cosa, para hacerles llegar un poco de pan a sus pequeñas bocas.

Esas personas inocentes que mueren en guerras, accidentes o atentados. Sus familiares que sobreviven a esa tragedia que les deja jodidos de por vida.

Mi amigo que falleció con 17 años y no tuvo la oportunidad de nada más. Mi primo con 41 recién salido del armario y empezaba a disfrutar su vida sin prejuicios sobre si mismo.

Y tantos ejemplos que podría poner de mala suerte real… Lo injusta que es la vida para muchos, que me resulta desagradable y una falta de respeto decir; Que yo he tenido mala suerte en algún momento. No ha sido así.

Por supuesto respeto y entiendo los malos momentos que cada uno pasa. Aunque aseguro que no los comparto cuando lo llaman; Mala suerte en la vida.

Tengo la suerte de poder elegir lo que quiero para mi vida. Tengo esa fortuna cada día de mi existencia porque sigo viva.

Algo que puedo asegurar es que a pesar de todo, nunca me ha faltado esa sonrisa que tanto me caracteriza. Con la que todo el mundo me recuerda.

Porque por muy malos momentos que estuviera viviendo, he tenido la suerte de tener cada día, motivos para caminar lanzando y mordiendo sonrisas.

El primer beso nunca se olvida

He perdido muchas amistades que pensaba que eran verdaderas y me acabaron traicionando, pero aun creo que existen personas con poderes especiales y también creo en la amistad por siempre con aquellos que son leales.

Considero que tengo una suerte enorme porque creo que el primer beso nunca se olvida.

Ese beso, que aun recuerdo aunque no al besador, porque lo que recuerdo: Es lo viva que me hizo sentir.

¿Y tu, consideras que el primer beso nunca se olvida?

-Sa Ji Pa-

#Locapormitutú

Cada post publicado, son mis emociones y mis ganas de cambiar el mundo. De mandar mensajes de ánimo a quienes no tienen un buen día, de crear esperanza y hacer que todo el mundo que forme parte de Loca por mi tutú, sienta esa ilusión y emoción por vivir cada día.

Comments ( 4 )

  1. ReplyDiana Rodriguez
    Valla que si es cierto, jamás olvidaré el día, ni la fecha, menos la persona Lol hay que sentimental soné pero esas cosas son las que marcan nuestras vida para bien o para mal y al igual nos hace las personas que somos.
    • ReplyLoca por mi tutú
      Así es Diana el primer beso nunca se olvida.
  2. Replyresiscrap
    Totalmente de acuerdo con tu afirmación, el primer beso no se olvida ni lo que te lleva a el, esos nervios de cuando sabes que te van a besar pero el otro no lo esta haciendo aun… yo mas que no olvidar el primero primero, me gusta recordar el primero con la persona con la que este, siempre son especiales esos momentos previos, lo demás ya se vera, pero ese momento es único!
    • ReplyLoca por mi tutú
      El primer beso nunca se olvida Resi. :D

Me encantaría saber tu opinión... ¿Comentamos?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Share
A %d blogueros les gusta esto: