the header image
Loca por mi tutúNo puedo dejar de estar loca por mi tutú ya que con el he vivido las aventuras, desventuras y torpezas de mi vida.
Del amor al odio hay de demasiadas traiciones

Del amor al odio hay de demasiadas traiciones

65

Del amor al odio hay de demasiadas traiciones, no solo un paso.

Hay días en los que te odio tanto, que me cuesta incluso respirar.

Hay días en los que deseo que sufras, ni mas ni menos. Solo el dolor que tú fuiste capaz de causarme a mi.
Son muchos los días que me vienes a la mente, pero jamás por algo bueno o bonito, porque el peor de los castigos de mi vida fue conocerte a ti.
Vas de buena persona por el mundo, pero eres el peor de los traidores. El mayor mentiroso de los siglos, no te mereces lo bueno que te rodea.
Tienes mucha maldad y eres la peor persona sin duda alguna que he conocido en mi vida. Del amor al odio hay de demasiadas traiciones.
Te crees que con tu cara de inocencia y con tu sonrisa, tienes el cielo ganado… Pero lo único que mereces es el infierno que a mi me hiciste vivir.

Cada una de las mentiras que fuiste capaz de soltarme y entre todas ellas mi favorita era escuchar que me querías.

Te mereces cada una de las traiciones y desprecios que llegaste a causarme.
Tú jamás sabrás querer de verdad y quizá cuando aprendas, recibirás todo lo que has llegado a causar.
Del amor al odio
A los machotes como tú, en algún momento también les toca llorar. Del amor al odio hay de demasiadas traiciones.
Vivo cada día luchando por recuperar todo aquello que me hiciste perder. Entre aquellas cosas, la alegría de vivir que era tan característica en mi.
Muchos días me cuesta, pero jamás llegaste a destrozarme del todo aunque lo deseases. Tienes tanta falta de amor propio, que necesitabas hundirme para que llegase a ser tan miserable como tú y así sentirte poderoso.
No soportabas mi alegría e independencia, no soportabas mi seguridad ante la vida, machacaste cada uno de mis valores hasta dejarme hundida. Del amor al odio hay de demasiadas traiciones.
Pero no siempre fue así, durante un tiempo hiciste el papel de príncipe encantado haciéndome creer que vivía en un sueño, para convertir mi vida con el tiempo en una auténtica pesadilla.
A día de hoy puedo asegurar que no era cuestión de edad, yo a tu edad jamás fui así, jamás he ido haciendo daño gratuito sin motivos para llenar mi ego.
Jamás he necesitado tener peleles en mi vida para que me digan lo guapa que soy porque para eso, tengo un gran espejo. Del amor al odio hay de demasiadas traiciones.
Del amor al odio

Nunca he necesitado traicionar a quien me amaba por encima de todo para saber que tenía todo bajo control.

Eres el peor de los traidores… Pero, ¿Sabes una cosa? Sólo te traicionaste a ti, porque yo jamás fui capaz de engañarte aunque lo merecías, jamás fui capaz de hacer todo lo que tú me hiciste a mi.
No seré yo quien te haga pagar todo el daño que has sido capaz de causar, se lo dejo a la vida y cuando eso ocurra tan solo quiero que te acuerdes de mí para que sepas cómo me hiciste sentir.

Ya no puedo cambiar el haber conocido al monstruo que eres, aunque lo he deseado mil veces. Ojalá nunca te hubieras cruzado en mi camino.

Intento por momentos recordar un buen momento contigo, pero no me es posible manchaste cada uno de mis sentimientos. Hasta dejarme vacía de amor por ti. Del amor al odio hay de demasiadas traiciones.

Jamás entenderé como fuiste capaz de hacerme tanto, como puedes ir por la calle caminando sin sentir angustia por haber causado tanto dolor, como si nunca hubieras hecho nada, sabiendo todo lo que fuiste capaz de hacerme.
Me sorprende profundamente como no eres capaz de sentir nada ante la catástrofe que creaste, como no se te cae la cara de vergüenza y sigues siendo ese golfo presumido que lo único que quiere en su vida es tener a cuántas mas mujeres comiendo de su mano, mejor.

Sin ti, la vida me vuelve a parecer un lugar maravilloso, aunque esté cicatrizando todas las heridas de un golfo mentiroso como tú. Del amor al odio hay de demasiadas traiciones.

Duermo por las noches sin esa angustia y desconfianza que me hacías sentir con cada una de tus mentiras.
Vuelvo a tener ilusiones y pasiones sin sentirme culpable por no ser esa mujer sumisa que tú deseabas…
“Esa chica de pueblo” que solía decir yo.
Aunque me crié en uno, jamás recibí los valores machistas que tu cultura te inculcaba. De los cuales a ti tanto te gustaba presumir, ante aquellos seres de tu misma especie. Igual de mente cerrada que tú.
Dicen que el tiempo todo lo cura, incluso el odio y el rencor… Solo deseo que un día seas indiferente para mi, que ni siquiera recuerde lo cruel que llegaste a ser conmigo, sin motivos. Por tu capricho de ser el más machote.
Solo espero olvidarme de ti, y de tu desastroso paso por mi vida.
Puedes estar tranquilo toda la culpa fue mía, por no haberte mandado a la mierda en la primera mentira. Haber aguantado tanto. Hasta sentir que se me iba la vida sin ti.
Solo me has hecho un poco más fuerte de lo que ya fui, ahora que veo todo sin vendas en los ojos y ya no siento ni una pizca de amor por ti.
Del amor al odio

-Sa Ji Pa-

#Locapormitutú

Cada post publicado, son mis emociones y mis ganas de cambiar el mundo. De mandar mensajes de ánimo a quienes no tienen un buen día, de crear esperanza y hacer que todo el mundo que forme parte de Loca por mi tutú, sienta esa ilusión y emoción por vivir cada día.

Me encantaría saber tu opinión... ¿Comentamos?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Share
A %d blogueros les gusta esto: