the header image
Loca por mi tutúNo puedo dejar de estar loca por mi tutú ya que con el he vivido las aventuras, desventuras y torpezas de mi vida.
Adiós, ya no te quiero en mi mente

Adiós, ya no te quiero en mi mente

154

Adiós, ya no te quiero en mi mente, ni en mi vida de ningún modo.

Quiero despedirme de ti, quiero que los malos recuerdos dejen de ser una tortura para mí.

He llegado a odiar a personas de mi propia sangre cuando me hicieron demasiado daño…
¿Como no iba a odiarte a ti…  Que sin ser nada en mi vida, te convertiste en una parte demasiado importante?

Deseo dejar la rabia atrás, no por ti, sino por mi.

Quiero que escuchar tu nombre o leerlo bajo alguna anécdota (Que me resulte un ataque) No me produzca absolutamente nada más que indiferencia y ganas de sonreír.
Quiero olvidar tu paso por mi vida, dónde algún día si fue bonito tener sentimientos por ti.
Dónde en algún momento me llegué a sentir querida. Aunque nunca segura porque tú no quisiste evitar los tonteos y me faltaste demasiado el respeto.
No quiero reprochar nada más, al final fui yo sola la que lo consentí. Fui yo quien me mantuve a tu lado y permití todo aquello, creyendo las mentiras que me decías.
Fue culpa mía por no salir corriendo cuando tuve la oportunidad.
Quiero liberarme de esta carga. El rencor por momentos me nubla la razón y no me deja vivir con normalidad y tranquilidad.
No quiero perdonarte, solo olvidarte.
Quiero despedirme de ti. Si me doliste tanto, fue porque te di demasiado de mi y puse en tus manos mi vida, cosa que jamás debería haber hecho.
Me enamoré, como si nunca antes hubiera sentido amor. Me dejé llevar por cada uno de mis sentimientos, jamás los puse freno tratándose de ti.
Te deseaba a cada momento, incluso cuando algo me hacía enfadar, estaba deseando arreglarlo y volver a mirarte con tanto amor, que el universo me parecía un lugar pequeño comparado con mis sentimientos hacia ti.
Tenía ganas de gritar todo el tiempo lo enamorada que me llegué a sentir. Yo, que hacía tantos años que había dejado de creer en ello y pensaba que el amor no era para mi.
A veces me pellizcaba porque no podía creer que fuese real lo que estaba viviendo.

Te miraba al despertar, como si nunca hubiera visto algo más bello.

Sentía nerviosismo interno cada día a pesar del tiempo, sabiendo que ya salías de trabajar y llegaba nuestro momento de vernos.
Cada detalle que te hacía, ponía uno a uno todos mis sentimientos.
Te amé de verdad, de esas pocas veces que se ama en la vida, de esas que te hacen sentir que el mundo tiene sentido, y es un lugar maravilloso cuando es compartido.

Mis ojos solían brillar con fuerza al hablar de ti.

No necesitaba nada más a tu lado, no me importaba enseñarte lugares nuevos, hacerte descubrir más mundo y llevar la iniciativa en ello, me daba igual que no entendieses mi hobby y te alegrases por ello, porque yo no quería cambiarte o moldearte, me gustabas así, con tu escasa experiencia y pocas vivencias.
Lo que nunca permití, ni consentía eran tus juegos con otras tías y cada una de tus mentiras, pero tú eres así y yo eso no lo quería en mi vida.

Quiero dejar de pensar que no mereces sonreír, que debes pagar por todo lo que me hiciste sufrir.

Sé que solo el tiempo me hará superar esto, que nadie tiene porqué entenderlo, porque fui yo quién lo viví, sentí y sufrí.
adiós
Quiero dejar de sentir angustia cuando echo la vista atrás y pienso en lo ciega que estuve por haberme enamorado tan profundamente de ti.
Me gustaría desearte felicidad, pero ahora mismo no puedo, muchos días pienso que ojalá la vida te haga lo que tú fuiste capaz de hacerme a mi y quiero que ese pensamiento, deje de ser mi tormento.

Solo quiero dejarte atrás, dónde realmente debes estar, porque eres pasado y ya en mi presente no estás.

Me he alejado de muchas cosas que amaba y no dejaré de amar porque no me recordasen a ti, no me siento cobarde por ello, simplemente pensé en mi, y en mi bienestar.
He dejado de ir a lugares que me recordaban a ti, no por huir sino por luchar por mi y salir de aquel pozo tan oscuro y frío en el que me metí.
No me importan ya los juicios que hagan sobre mi, no tengo que defenderme de nada que tenga que ver contigo, yo sé la verdad de cada cosa que vivimos.
No quiero volver a insultarte en mi mente, solo quiero que desaparezcas de mis pensamientos.
Quiero decirte adiós para siempre, y al igual que dejé de sentir cosas bonitas por ti, quiero que los malos sentimientos también desaparezcan.

Ya no quiero volver a llevarte en mi vida para mal, porque has sido una carga demasiado pesada.

adiós
No quiero ser la mujer más fuerte del universo, lo único que quiero es tranquilidad.
Que nunca más vuelvas a mis pensamientos (Para maldecirte) porque aunque sea el estado de enfado, me ata a ti. No me causa la absoluta felicidad que merezco.
Por eso te digo adiós, por eso jamás volveré a dedicar ni unas líneas que tengan que ver contigo o nuestra relación. Quiero que desaparezcas de mi vida como si nunca hubieras llegado a existir en ella, porque no quiero que nada me vuelva a unir a ti.
Quiero dejar de sentir miedo a que estés con alguien de mi entorno o pretendas estarlo, porque no me debes ningún respeto. No lo tuviste al ser pareja, cuanto menos deberías porque tenerlo en estos momentos.

Quiero que todo lo que tenga que ver contigo, me de igual por completo.

Algunas personas se pueden aprovechar de mi vulnerabilidad, pero incluso eso, me hace más fuerte para no dejar de luchar y no permitir que me vuelva a afectar.
Querer es poder y no quiero volver a pensar o intentar buscar una explicación al porqué me causaste tanto dolor sin darte motivos para ello. Desde que te conocí solo supe darte amor.
Puedo entender que huiste porque no supiste entender mi problema familiar. No te culpo por ello, nunca supiste afrontar problemas y quizá quien sabe algún día aprendas.
Lo que no logro entender es como fuiste capaz de hacerme tanto daño y eso es lo que me pesa. Eso es lo que llevo arrastrando desde que te fuiste de nuestro hogar.

No querías dejarme marchar de tu vida, quizá por tu egoísmo, quizá por algo de amor que me tenías.

Con el tiempo serás consciente de que en verdad no me querías, porque podrías haberme evitado mucho dolor. Podrías haberte ahorrado muchas mentiras, falsas promesas, podrías haberme dejado volar libre, no seguir provocándome ansiedad y lágrimas. Sé de corazón que eso no me lo merecía.
Hace cuatro meses me quité la venda de los ojos y fui consciente de una vez por todas, de que tú no eras ese hombre ideal que una vez pensé.
Tú no eras ese sueño, sino habías sido una pesadilla. Lo que tú eres en verdad no es lo que yo quiero.
He sufrido más que nunca porque he sido consciente de que abandoné el amor más puro que merecía, el propio, estaba totalmente hundida, pero no del todo vencida.

Ahora me queda un largo camino por recorrer…

Volver a ser esa persona segura que un día fui antes de ti.

Valorar todo lo bueno que hay en mi. Si algo he aprendido de haberte conocido, es que a la primera mentira, debo huir.
No debo poner jamás en riesgo mi amor propio e irlo perdiendo sin ser consciente de ello poco a poco.
Alguien que de verdad te ama y te corresponde del mismo modo, jamás empieza una relación con ocultaciones y mentiras. Eso no es cuestión de inmadurez, sino de valores en la vida. De pureza y no todo el mundo puede tenerla.
No necesito otros labios, el calor de otros brazos para superarte, no necesito recibir piropos para ganar seguridad.
No necesito ir de cama en cama. La salvación para sanar todo el dolor, me la dará el tiempo. La felicidad de los buenos momentos que vivo desde que no estás en mi vida.
Quiero vivir por y para mí y disfrutar de todo aquello que si me produce felicidad. Los malos sentimientos que tengo hacía ti, jamás me llevarán a ello.

Por eso te digo adiós, no quiero que vuelvas a ser una carga en mi vida.

adiós
Adiós al odio, adiós al rencor, adiós a los malos recuerdos. En su día ya le dije adiós al amor que sentí por ti y no merecías.
Jamás se debe dar el corazón a la persona que te lo ha roto. Es una lección que tengo más que aprendida después de ti.

-Sa Ji Pa-

#Locapormitutú

Cada post publicado, son mis emociones y mis ganas de cambiar el mundo. De mandar mensajes de ánimo a quienes no tienen un buen día, de crear esperanza y hacer que todo el mundo que forme parte de Loca por mi tutú, sienta esa ilusión y emoción por vivir cada día.

Comments ( 3 )

  1. ReplyMi meta, tu salud. Carolina
    ¡Hola! La verdad cuando se termina una relación ,ya sea sentimental, de amistad o cualquier otra índole, los sentimientos que nos invades son múltiples. Dolor, a veces alivio.... Lo que sí se repite en muchas ocasiones es rabia. No rabia por que se haya terminado ni el motivo, sino rabia en ver lo ingenios, bobos que un día fuimos permitiendo según que cosas, cambiando en parte nuestra manera de ser y actuar. O al menos yo lo percibo así por experiencias pasadas. Lo bueno es mirar hacia delante, dejar el pasado, hacer las paces con él para poder continuar sin mochilas pesadas. Besotes
  2. Replyresiscrap
    Se que suena a tópico claro, pero el tiempo es lo que te da, la indiferencia, el olvido, que las cosas malas pasen a ser algo que ya no hace daño porque ya ni te acuerdas de esa relación ni de lo que paso, y me gusta tu entrada, adiós a todo lo malo y hola a lo nuevo que esta por venir!
  3. ReplySharon Marlety
    Hola!!, wow es un post muy emotivo y que al menos para mi, cada palabra que has escrito me he sentido identificada y un sin fin de recuerdos han venido a mi mente y no precisamente con nostalgia, si no, de ese periodo de duelo que viví al decir ADIÓS, perdoné y deje pasar a mi ex, no fue fácil, pero no puedo decirte que lo olvidé porque en realidad no puedo y no quiero pues solo tengo algo que agradecerle, la bella hija que me dejo, y solo eso tengo de él, lo demás ya pasó de mi vida.

Me encantaría saber tu opinión... ¿Comentamos?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Share
A %d blogueros les gusta esto: